roofer, pero como un niño

 

Las manos llenas de llagas, negras las uñas, manchados los brazos y la sonrisa en la cara. Esto es ser un ROOFER ¡y contento como un niño! Jjj
5:00am cuando suena el despertador y empieza la fiesta, si es que no me he despertado minutos antes como programado robot. Ritual inconsciente de baño y ducha, mientras miro si en las “redes” me ha llegado algún “message in a bottle”. Orilla esta de distantes oceanos, en el cual hasta un simple saludo arranca recuerdos y sonrisas. Una mañana más en la que cualquier escusa me valdrá para no ponerme a estudiar los libros de inglés, para el vendito examen de julio.
Total que tras un plataco de comida (si, de esos que asustarian a cualquier “no vasco”), corro al Wild Earth para los “2 large coffes” mañaneros, (que ya ni pido pues me reconocen con una sonrisa). Paso uno a Zvodimir (chofer y compay de curro) y me monto en el destartalado Mazda que de momento nos lleva al curro “sin falla”. Rato de alteración del orden (striptease callejero para disfrazarnos de “currela”, pues no tenemos vestuarios), y grito de guerra de “Let’s get the party started” (mío, ¡para animar las caras de sueño y cansancio que llevamos colgando! Jjj).

Me junto con el Roofers Crew Ex-Yugoslavo, o sea, 2 croatas, 2 serbios y un eslovaco medio adoptado (si,¡yo tambien me espero conflictos cualquier día! jjj). Nos acercaremos al primer “c’mon guys” de Cam, nuestro encargado y normalmente el único canadiense del grupo (exceptuando Devin, otro que va y viene, ¡y tampoco hace mucha diferencia! Jjj). Caen las órdenes como granizo estilo “salvese quien pueda” en el que hace unas semanas que no salgo tan mal parado (el encargado me tiene algo de pelota…). Habrá que romper la cubierta, cortar drywall, mover rollos, subir material, colocar la valla o que se yo… Daniel hará algún chiste, Pecha distraerá a Cam con algúna pregunta irrelevante, y Sam sacará su repertorio interno de “really guys, really?”, mientras Christian le pone duro y el nuevo (Radoban) intentará no hacer nada.

Y es que, será raro el día en el que no esté sucio antes de un cuarto de hora, y cansado en 40min, pensando en que solo me quedan otras 9 y pico.. Pero, no me entendais mal, me lo paso bien. Estoy activo, liado, con algo que hacer y mucho que aprender. Todo es nuevo, tengo agujetas en sitios en que no sabía que había músculos, pero más razón para seguir. A resurgido ese punto de orgullo vasco, ese querer “demostrar” con actos, nuestra valía. Si algo lo hago mal, lo hago hasta refinarlo. Si alguien me dice que más despacio, acelero, y si eso no es suficiente, me auto-reto, y ¡a reventar tiempos! Jjjj

Si es que, parece que el tiempo, llamemoslo el camino recorrido o la experiencia vivida, ha cambiado algo básico en mi. Detrás de esa cara de serio, y cansancio, se esconde un niño que sigue disfrutando de todo esto como si fuera un juego. Un juego en el que lo que importa es seguir pedaleando, buscando y superando nuevos obstaculos que me sigan haciendo crecer.

En fin, como si se tratara de nada menos que ¡¡¡una nueva aventura!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Canada. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s